Alfonso Laguna Guerrero: “Lo primero que hace falta para tener un caballo bueno, es tratarlo como caballo bueno”

julio 4, 2018 beatriz Jimenez Adanez No comments exist

– María: Buenos días Alfonso, muchas gracias por atendernos y concedernos esta entrevista. Vamos a hablar de los resultados que has tenido en el Campeonato de la Comunidad de Madrid de Doma Clásica 2018, ¿Cómo te ha ido?, cuéntanos.

– Alfonso: Buenos Días María,  gracias a vosotros, un placer contar mi experiencia… además con lo que me gusta hablar a mi… (jaja). Antes de nada, quisiera agradecer a la familia Illanes-Oliveros, propietarios de Sólido de Centurión, entre otros ejemplares de pura raza, la confianza que llevan depositando en mí desde hace años. Es un auténtico placer trabajar con caballos de tanta calidad.

 Y ahora respondiendo a la pregunta…la verdad que en términos generales me puedo sentir bastante satisfecho con el resultado. No es nada fácil ser medallista en la final del Campeonato de la Comunidad de Madrid, con la calidad de caballos jóvenes que se ven. Desde el primer momento, Sólido y yo nos hemos compenetrado muy bien, pese al poco tiempo que llevamos entrenando juntos. Decir que en este caso, he tenido una gran suerte al haberme encontrado un caballo tan bien montado y con una base de doma extraordinaria llevada a cabo por dos excelentes profesionales que me han precedido en el entrenamiento de Sólido. Además, cuando la materia prima es buena todo es más fácil (jejeje) o nosotros lo hacemos más fácil quizá…no sé (dice entre risas).

  El sábado fue el primer día de competición y no fue del todo bien… Tuvimos algunos problemas de fluidez en la parte de trote, la puesta en mano no era buena… en fin, todas las notas se vieron comprometidas y nos hizo bajar algunos puntos. En cambio, el domingo, estuvimos, creo, mucho mejor. El caballo se presentó mucho más estable y logramos ganar la prueba con mejor media en esa jornada. Finalmente, se hace un cómputo general sacando la media de ambos días… así que, aunque fue por cuestión de unas décimas…, algo menos de medio punto, nos hemos tenido que conformar con la plata, una pena, pero un buen puesto. Aún así, hay muchísimo que mejorar.

– María: Sin duda, un excelente resultado, enhorabuena. Nos comentabas que a lo largo de tu carrera, la etapa que más te ha marcado fue tu paso por la FREAAE.

Alfonso: La verdad es que sí, era mi sueño desde pequeño, desde siempre, y bueno, lo conseguí. Pasé allí dos años y aprendí muchísimo. Realmente aprendí de caballos y de lo que no son caballos… Además,  lo digo sin que me tiemble la voz: La fundación  de la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre es, sin duda, el momento más trascendental de la historia y la cultura del caballo en España… es un antes y un después. La ilusión de D. Álvaro Domecq era crear una escuela clásica del tipo de la de Viena, pero en la que se ensalzara el caballo español, nuestro caballo. Si hoy en día el PRE tiene cabida en la equitación académica y en la competición… ¿qué duda cabe que es gracias a todo eso, no? Muy probablemente no estaríamos haciendo esta entrevista… Nuestros caballos españoles son embajadores que transmiten y mantienen viva gran parte de nuestras tradiciones, nuestra historia y cultura… Los jinetes que hemos pasado por la REAAE sabemos que quiere decir eso, y muchos de nosotros tenemos ahora, además, la ambición de mostrarlo en las pistas de competición.

A día de hoy, uno de los profesores más antiguos de la Real Escuela, Pepe Gutiérrez, sigue chequeando el trabajo de mis caballos, incluido el de Sólido. Pepe viaja a Madrid con bastante asiduidad y siempre hago lo posible por entrenar bajo su supervisión. Por ello, ya que estoy encontrando en esta entrevista la oportunidad para expresarme, quiero agradecerle desde aquí, sus consejos… hacen que el entrenamiento sea siempre el correcto y que poco a poco vayamos obteniendo resultados.

– María: ¿Qué aptitudes consideras que debe tener el caballo de doma?

– Alfonso: Yo soy un enamorado del caballo español. Creo que caballos buenos hay en todas las razas, pero el caballo español, si es bueno y somos capaces de domarlo ensalzando sus virtudes y llevarlo a alto nivel manteniendo su personalidad, la personalidad del caballo español, es precioso de ver.

Me viene a la cabeza una frase que yo repito mucho, quizá por autoconvencimiento (jajaja): “El jinete monta lo que sirve y al artista le sirve lo que monta”

 Resulta evidente que un potro con la morfología adecuada y con tres aires naturales de calidad, tiene muchas más papeletas para ser un caballo de alto nivel. Yo creo, que un caballo de doma debe de ser sobre todo armónico, elástico y que se mueva con regularidad. En definitiva un caballo estable, estable de cabeza y estable físicamente. Pero lo que está claro, es que muchas veces, si no todas, hace más el que quiere que el que puede. ¡Es una realidad! Por eso, cada día valoro más los caballos con corazón. Con ganas de trabajar. Por ejemplo Sólido, tiene muchas virtudes… alguna carencia también; pero es sin duda, un caballo con corazón… ¡Seguro se domará!

-María: ¿Y en cuanto a las cualidades del jinete?

-Alfonso: Llevo en esto de la doma clásica desde que tenía apenas 6 años. He pasado por multitud de etapas, a veces he creído que la cualidad más importante de un jinete es tener un asiento fino, otras veces, he pensado que era tener una mano suave, y otras, he estado convencido de que lo realmente importa para un jinete es tener unas piernas rápidas y fuertes… en fin. Ahora, después de muchas vueltas estoy llegando a la conclusión de que siendo importante todo lo anterior, la cualidad realmente imprescindible para alguien que doma caballos es la felicidad. Sí, la felicidad (jajaja), así como te lo digo. La felicidad y la estabilidad emocional. Cuando montamos a caballo estamos de alguna manera “comunicándonos” con él. El caballo no habla nuestro idioma, pero nosotros tenemos nuestras ayudas para comunicarnos con él. Realmente, no es una conversación de tú a tú, no es un diálogo justo como el que estamos teniendo tú y yo. Nosotros sometemos su voluntad a la nuestra. El jinete ordena, el caballo realiza la orden… desventaja por la cual, debemos actuar siempre con total circunspección. Muchos son los jinetes que se aprovechan de esto y sin querer, pagan sus frustraciones personales con su caballo. ¡Así que seamos felices en nuestro día a día, en nuestra vida personal y montaremos mejor a caballo!

-María: Excelente reflexión. En esta disciplina, ¿cuál dirías que es la clave del éxito?

– Alfonso: No creo que exista una fórmula para alcanzar el éxito (jaja) pero siguiendo con lo anterior, se me viene a la cabeza otra cita, que por si no se había notado me encantan (jajaja): “El éxito no es la clave de la felicidad, si no la felicidad la clave del éxito” (jajajajaja). No, fuera de broma, en mi caso no se puede decir que el éxito haya sido mío o del caballo, ni siquiera de ambos… hay mucho trabajo detrás y un equipo técnico increíble. ¡No los hay mejores! Y si los hay, yo no les conozco (jejeje). Por un lado está David González, maestro herrador, que como yo suelo decir “siempre da en el clavo”, es alucinante la mejora del rendimiento de cualquier caballo que toca. Antonio Torija, veterinario y dentista de Sólido, siempre al pie del cañón, a cualquier hora y cualquier día.

 También una parte fundamental son los boxes, pistas de entrenamiento, etc. Desde aquí agradecer a Miguel A. Martín, propietario de este club hípico, por mantener siempre el buen estado de las instalaciones en las que trabajo, Hípica Madrid Campogrande. No olvidarnos de los mozos y palafreneros que hacen el trabajo más duro y sacrificado. Ellos sí que son realmente los que siempre están ahí. Cándido y Fernando, muchas gracias por cuidar siempre de todos mis caballos.

– María: ¿Alguna vez habías tenido la oportunidad de conocer los germinados para caballos?

-Alfonso: Si. Los había visto en ocasiones. Siempre en las mejores cuadras de Madrid. De hecho, siempre había pensado que quien le daba algo así a su caballo, era porque éste era campeón de España, ¡¡como mínimo!! (jajaja). Realmente hasta hace un tiempo, no era un complemento muy habitual en mi entorno y además, pensaba que sería algo mucho más costoso. Al ser un alimento fresco, no es como el heno, la alfalfa o la avena en rama, que se compra por kilos y se almacena debajo de un tejadillo por meses; quizá es por eso que nunca había pensado que es un complemento tan asequible, pero vuestra manera de gestionarlo y distribuirlo hace que añadir los Germinados Equinocol a la dieta nuestros caballos sea fácil y seguro.

– María: ¿Por qué recomendarías Equinocol?

– Alfonso: Quizá suene mal decirlo. No quiero ser incendiario (jejeje) pero pienso, que de por sí, la manera en la que tenemos los caballos estabulados es antinatural; muy cómoda para nosotros, pero antinatural para ellos. Este animal, está diseñado digamos, para andar durante horas todo el día en busca de comida. Alimentarlos a base de grano y vivir en un box poco más grande que sus dimensiones corporales, hay que reconocer que no es muy natural… Por eso, creo que es bueno compensarlo aportando un alimento fresco y natural como son los germinados de Equinocol. Además, lo primero que hay que hacer para tener un caballo bueno, es tratarlo como caballo bueno.

En mi caso, además es un suplemento rico en hidratos de carbono, proteínas y vitaminas que mejora el rendimiento de mis caballos de concurso, sin comprometer sus digestiones. No es el típico suplemento altamente energético a corto plazo que en ocasiones puede aumentar el riesgo de sufrir un cólico. Con Equinocol estoy tranquilo, ¡y además les encanta!

– María: Muchas gracias Alfonso, te deseamos mucho éxito en tu carrera, estamos seguros de que así será. Te seguiremos la pista (jejejeje).

– Alfonso: Gracias a vosotros, seguiremos trabajando con ilusión. Un beso María.

 

Maria Varela

Veterinaria de Equinocol


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *