BIENESTAR EQUINO

febrero 17, 2019 beatriz Jimenez Adanez No comments exist

Nosotros somos responsables del estado de nuestros caballos dado a que le hemos convertido en un animal doméstico a lo largo de los años. Por ello es importante tener en cuenta sus necesidades mínimas. Y procurar minimizar su estrés.

Para que un caballo obtenga un alto grado de bienestar debemos tener en cuenta la alimentación, qué beba agua fresca, que tenga reposo, su aparato locomotor, que tenga estimulación sensorial, explorar, interacción social y juego.

La alimentación se ve afectada cuando nuestro animal esta estabulado.

Un caballo sin estabular come un 60%, está de pie un 20%, tumbado un 10%, otros 10%.

Un caballo estabulado come un 15%, está de pie un 65%, tumbado un 15%,0%.

Como habéis observado en los porcentajes anteriores el caballo estabulado disminuye la alimentación pero el crecimiento de diente no cesa, la hierba que se les da es más abrasiva y se les da más concentrados y menos heno, esto provoca piezas de dientes más grandes y bordes irregulares (picos).

Esta mala alimentación produce problemas como:

-Predisposición a cólicos.

-Adelgazar

-Problemas con las embocaduras

-Dolor en la musculatura sublingual

-Disfunción temporomandibular

-etc.

Además al estar estabulados y pasar la mayor parte del tiempo en el box, el caballo desarrolla estereotipias.

Las estereotipias, definidas por la Real Academia Española, son la repetición de un gesto, acción o palabra, característica de algunos problemas mentales.

Algunas estereotipias (vicios de cuadra)de nuestros equinos pueden ser:

-Tragar aire

-Movimientos ambulatorios en el box

-Morder madera\barrotes

-Pasar los dientes por encima

-Automutilación

-Movimientos anormales con la lengua

-Chupar objetos compulsivamente

-Patadas a las puertas de los boxes

-Rascar el suelo con las patas

-etc.

 

Para mejorar la calidad de vida de nuestro caballo si es imposible no mantenerlo estabulado, podemos sacarle todas las veces que nos sea posible y proporcionarle una buena alimentación.

Las reglas de una buena alimentación son:

1- La mayor parte de la dieta debe estar compuesta por forraje, pues es el tipo de alimento que los caballos toman de forma natural. 2- El caballo debe tener un acceso libre a agua fresca y limpia. 3- Debe administrarse una dieta de buena calidad, libre de polvo, moho o suciedad 4- Si el caballo necesita más energía se le debe proporcionar, pero teniendo en cuenta que dieta está recibiendo y en qué forma vamos a administrar la energía. Las situaciones en que un caballo necesita más energía son el ejercicio intenso, el periodo de crecimiento y el periodo reproductivo en yeguas. 5- Si se administra grano, no se debe superar la cantidad de 2 kilogramos por toma, debido al pequeño tamaño del estómago del caballo. 6- Alimentar regularmente al menos 2 veces al día. 7- Si realizamos cambios en la dieta del caballo estos deben realizarse de manera paulatina y progresiva, tomando al menos un periodo de 2 semanas para realizar el cambio.

Recientemente se están incorporando a la dieta de los caballos Los Germinados de cereales leguminosa y oleaginosa. Esta forma de administrar las materias primas convencionales las hace mucho más digestivas, por ser la hierba fresca un alimento para el que el aparato digestivo del caballo está preparado no así para las semillas en bruto. Recientes estudios realizados en la Facultad  de Veterinaria de la universidad Complutense de Madrid han demostrado que el almidón de los cereales disminuye aumentando el nivel de azucares más digestibles. Además aumenta con la germinación las vitaminas, proteína, grasa bruta y fibra bruta haciendo de la semilla un alimento más rico y digestible.

Por último añadir que con los germinados la absorción de vitaminas y minerales es del 100 por 100 frente al 60 por ciento de las vitaminas y minerales que se utilizan en los piensos.

A.S.


 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.