EL LENGUAJE DEL CUERPO

junio 20, 2018 beatriz Jimenez Adanez No comments exist

El caballo es un animal gregario. Necesita comunicarse con otros miembros de la manada, para transmitir emociones básicas y establecer una jerarquía de dominancia. Lo hacen a través del lenguaje verbal, corporal y mediante expresiones faciales. Los caballos domésticos nos tratan como a miembros de su manada, por lo que utilizan el mismo lenguaje con nosotros.

Cuando están sueltos en el campo, suele complacerles ver a un ser humano al que reconocen y en quien confían. Se aproximarán sin temor en vez de huir de su presencia.  Cuando se encuentra en un box, si desea que lo dejen tranquilo, se apartará de los otros caballos. Puede ponerse de espaldas a la puerta para indicar que no desea comunicarse

 

Muestras de alegría

Un caballo contento se mueve a sus anchas. Hace gala de sus mejores características llevando la cabeza bien alta y manteniendo la cola, el cuello y la cabeza erguidos, tendiendo a exagerar bastante sus movimientos.La cola es una parte del cuerpo muy expresiva, una cola levantada es signo de emoción o excitación.

Impaciencia

Como a los niños, a un caballo puede no gustarle que le ignoren. Puede llamar la atención empujándote con el hocico. Al impacientarse, también puede ponerse a piafar, o dar patadas en el suelo o en la puerta del box para hacer ruido.

Enfado

Cuando se le agota la paciencia, el caballo puede expresar su enfado mordiendo. Su dentadura no está diseñada para producir heridas al morder, lo utilizan como herramienta para dominar a otro caballo de rango inferior.

Un caballo, puede morder a un humano por las mismas razones por las que mordería a un congénere. No se lo toleres, pensaría que te sometes. Apártalo antes de que muerda; si lo consigue dale un toque en el hocico como llamada de atención.

Una nariz arrugada, indica molestia o contrariedad, si el caballo amenaza con morder tendrá la boca abierta y los dientes al descubierto.

Signos de temor y agresividad

Existe una gran diferencia entre un caballo agresivo y uno asustado. Un caballo asustado se quedará donde está o huirá, pudiendo cocear. Es muy poco frecuente que un caballo se muestre agresivo. Un caballo que se escabulle lejos con la cola metida hacia abajo, significa que está verdaderamente asustado.

Las orejas fijas hacia atrás indican ira o miedo. El miedo y la ira están estrechamente relacionados. Cuando las orejas se mueven hacia atrás y adelante, a menudo, es señal de incertidumbre

Un caballo puede ser agresivo cuando, por ejemplo, protege a algún miembro de su manada. Es común en yeguas que defienden a sus crías ante cualquier extraño. A diferencia de cuando está asustado, suele atacar con las manos y no con los pies, manoteando en lugar de dando coces. También guiñan las orejas poniéndolas totalmente en posición horizontal, suelen arquear el cuello y la cabeza. En cuanto a la boca, retraer los labios, dientes y encías puede significar amenaza firme de morder.

Tristeza

Los caballos pueden deprimirse por una enfermedad o si son maltratados. Tendrán un aspecto triste y mostrarán desinterés, incluso pueden volverse agresivos. Dominar a un caballo por la fuerza es un método inaceptable para ellos, que les somete y humilla.

Relajación

Los caballos suelen posicionar la cabeza y el cuello hacia abajo en posición horizontal, dejando el cuerpo sin ningún tipo de tensión. Las orejas también se relajan, observándolas caídas hacia los lados. También relajan todos los músculos de la cara quedando los belfos caídos. Es un indicador de que el caballo está en paz.

Tienden a flexionar una de las patas posteriores alternándolas, echando el peso de un lado al otro. Es la forma que tienen los caballos de descansar de pie.

Vocalizaciones

Los caballos hacen 8 sonidos básicos: bufar, chillar, saludar, sonido de cortejo, sonido maternal, relinchar, rugir y soplar.

Los caballos se comunican frecuentemente mediante estas vocalizaciones. El relincho de un caballo significa que está excitado o agitado, mientras que un resoplido por lo general significa que se ha detectado algún peligro y que está incómodo.

Potros

Un caballo joven muestra sumisión y respeto ante un adulto abriendo y cerrando la boca. Es una manera muy común que tienen los potros de comunicarse y pretenden así conseguir aceptación y protección por el resto de la manada.

 

María Varela González.

Veterinaria de Equinocol


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *